Actualmente existe un porcentaje elevado de la población con maloclusiones y malposiciones dentarias que necesitan tratamiento  para restablecer la funcionalidad de la boca, mejorar la estética dental y facial y, por lo tanto, aumentar la calidad de vida del paciente.

Hasta hace poco, la mayoría de pacientes de las clínicas de ortodoncia eran niños, pero en los últimos años se ha producido un aumento de estos tratamientos en adultos, que han pasado a ser prácticamente el 50% de los pacientes.

Las posibilidades de tratamiento son amplias y variadas pudiendo obtener unos magníficos resultados con diferentes técnicas y fases.

Pre-ortodoncia
Se realiza antes de la ortodoncia propiamente dicha y generalmente a edades precoces (9-10 años) sobre todo en aquellos pacientes que presentan alteraciones funcionales tales como interposición lingual y labial, deglución infantil… También se realiza un tratamiento precoz cuando existe alguna posición dental que interfiere en el desarrollo bucodental global. La pre-ortodoncia suele estar indicada en un 10-15% de los casos.

Bracket metálico

Todo tratamiento de ortodoncia precisa de unos dispositivos que permitan realizar los movimientos para la corrección de la malposición de los dientes. En el caso de la ortodoncia fija metálica estos dispositivos denominados brackets van pegados sobre los dientes, es decir, el paciente no puede retirarlos en ningún momento, y se caracterizan por ser de acero inoxidable Bio-Line. Utilizamos  brackets muy pequeños mejorando la tolerancia de los mismos por parte del paciente pero por su material de fabricación son más visibles que otros dispositivos afectando notablemente la estética del tratamiento.

Bracket estético

La ortodoncia fija estética utiliza, como en la ortodoncia fija metálica, unos dispositivos denominados brackets. Éstos están fabricados a partir de una resina denominada polisulfona, que proporciona unas cualidades mecánicas y estéticas inmejorables, de tal modo que resultan tanto o más eficaces que los brackets metálicos pero con la principal ventaja de que son transparentes aportando al tratamiento una gran estética.

Bracket autoligado estético o metálico

Fabricados en metal o polisulfona su ventaja más notable es que el arco se encuentra suelto en el interior del bracket lo cual disminuye la fricción, acorta el tiempo de tratamiento disminuyendo las molestias y minimizando además los riesgos del mismo.

Instrucciones mantenimiento para aparatos fijos : Descargar