La ortodoncia invisible es un método con el que se corrigen las maloclusiones mediante férulas transparentes y removibles llamadas alineadores. Estos ejercen una ligera presión de forma controlada sobre los dientes, consiguiendo el movimiento deseado, el cual ha sido estudiado digitalmente.

Si el caso está indicado para el tratamiento con ortodoncia invisible, realizaremos  un estudio previo dónde se tomarán fotografías faciales y de la boca e impresiones para obtener un modelo digitalizado 3D, obtener un plan de tratamiento y una representación virtual del movimiento esperado desde el inicio hasta la finalización.

Entre las principales ventajas de este innovador sistema, además de la discreción y la estética, se encuentra la posibilidad de retirarlo cuando sea necesario, como en las comidas, durante la higiene oral o incluso para asistir a determinados eventos.

Los alineadores deben llevarse puestos para que realicen su función una media de 20-22 horas diarias, debiendo retirarse obligatoriamente para las comidas.