Un implante es una raíz artificial que se introduce dentro del hueso maxilar o la mandíbula y que posteriormente permite la sujeción de una corona o una prótesis dental. Se componen en su mayor parte de titanio, un metal que se caracteriza por ser muy biocompatible y por tener una gran capacidad para “unirse” al hueso, también pueden ser cerámicos.

Proceso de colocación de los implantes

  1. Diagnostico y planificación: Es una de las partes más importantes del tratamiento ya que gracias a este tendremos la información necesaria para evaluar su caso individualmente. Esta fase conlleva indiscutiblemente realizar un minucioso estudio radiológico, con una radiología panorámica tendremos una información aproximada del estado actual de su boca, pero generalmente suele ser necesario la realización de un TAC (escaner), del cual obtenemos la calidad ,cantidad de hueso y la situación ideal donde deberemos colocar sus implantes.
  2. Colocación de los implantes: Es una intervención sencilla que generalmente se realiza bajo anestesia local lo cual hace que sea un tratamiento totalmente indoloro.
  3. Fase de osteointegración: Es el tiempo necesario para que el implante y el hueso se “unan”. En ocasiones este periodo no es necesario, pero en la mayoría de los casos debemos esperar entre 3 y 6 meses para colocar la prótesis definitiva, siendo posible llevar una prótesis provisional durante este tiempo por lo cual la estética no suele verse comprometida.
  4. Fase de realización de la prótesis definitiva: Tras el periodo de osteointegración y una vez confirmado este pasaremos a realizarle una prótesis definitiva que se adapte perfectamente a su medida y a sus necesidades. Esta podrá ser de diferentes tipos dependiendo de cada caso y por supuesto de cada paciente.

Como cualquier tratamiento, los implantes no están exentos de posibles complicaciones. Los implantes pueden perderse si se produce una infección o si la respuesta del hueso receptor no es la adecuada pero en manos de un profesional experimentado el porcentaje de éxito varía entre un 95-98%.

Al igual que los dientes, pueden aparecer perdidas de hueso entorno al implante que hagan que estos se pierdan, recuerde que estos necesitan de un mantenimiento minucioso y unas revisiones periódicas sin las cuales pueden fracasar más rápidamente. Recuerde que todos los tratamientos tienen una vida útil dependiendo de cada caso y cada paciente, casi nunca podremos decir que un implante durará de por vida.

Para la colocación de un implante póngase en manos de un cirujano de su confianza y sepa que los implantes son un método fiable y seguro pero nunca están exentos de complicaciones.

Recomendaciones postcirugia : Descargar
Recomendaciones postcirugia para alérgicos : Descargar